Chaquetas inteligentes que te abraza, te calientan y te facilitan los quehaceres cotidianos

Sorry, this entry is only available in “European Spanish” For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Disfruta de un otoño sin frío, vive un día a día más fácil y regala tanto amor como te pida el cuerpo

El otoño ha llegado y el planeta entero sigue sumido en la crisis sanitaria, y ahora también socioeconómica, del Covid-19. Entre cifra y cifra del número de contagios, con la mascarilla puesta a todas horas y respetando todas las medidas de prevención; se abre paso el día a día, con sus responsabilidades y obligaciones, con su falta de tiempo, sus encuentros fugaces pero reconfortantes con amigos y familia a través de un ambiente cada vez más frío. Y no solo por la temperatura, seamos más o menos conscientes, las medidas de distanciamiento social, aunque necesarias, nos están pasando factura en un momento de crisis donde más necesitamos sentir el abrigo de los nuestros. Según uno de los últimos estudios del Mental Heath Research de Canadá, la pandemia ha traído consigo el incremento de los niveles de ansiedad y depresión.

Más allá del COVID-19, para muchas personas la llegada de esta época del año le resulta verdaderamente un inconveniente, algunas de ellas incluso se dejan llevar por sentimientos de apatía, melancolía y tristeza. La falta de luz y el frío les condiciona hasta tal punto de generarles pequeños problemas psicológicos.

Es cierto, que la época fría trae consigo otro tipo de hábitos diarios y espacios de socialización muy diferentes a los de la época estival o el esplendor primaveral. Salimos menos, tenemos menos energía y nos apetece estar casi todo el día metidos debajo del edredón. Y si a esta rutina, de ponernos y quitarnos capas, le sumas los nuevos hábitos de la era covid; mascarilla, gel y distanciamiento, el invierno puede llegar a ser realmente incómodo y frío.

Resistir la estación fría en tiempos de pandemia, es más fácil si tienes contigo el wearable adecuado. El accesorio imprescindible siempre es y será una buena chaqueta, pero no una cualquiera, sino una con la última tecnología portable que además de protegerte del frío te ayude a plantarle cara en tu día a día. Y si en vez de una son tres, mejor que mejor. Nunca una chaqueta había podido hacer tanto por ti. Abraza sin contacto físico, optimiza tu tiempo y mantente bien caliente todo el día.

Wearable Love

Un producto de la firma H&M Lab y la start-up Boltware, donde la moda, el amor y la tecnología se encuentran. Esta es la chaqueta vaquera que te permite experimentar el tacto de quien más quieres y sentirlos un poco más cerca. «Ya sea una relación a distancia o por el distanciamiento social, no importa la razón por la que no puedas tener a tus seres queridos alrededor, ‘Wearable love’ te ayuda a superar los límites y une lo que debe permanecer unido», indican en la marca.

El dispositivo está formado por sensores y elementos táctiles ubicados en la zona de los hombros. A través de una aplicación conectada con la chaqueta por bluetooth, la plataforma crea un patrón personal de abrazo; para utilizarla los usuarios deben hacer uso de un código de un registro. H&M Lab Germany en su página web explica: “con Wearable Love puedes enviar y recibir un toque tan fácilmente como enviar mensajes. No de cualquiera, por supuesto, sino de personas con las que tienes algún tipo de conexión más profunda que la que tu teléfono inteligente podría proporcionar. Cada toque permanece entre vosotros dos y no es visible desde el exterior, más allá de tu sonrisa”. El wearable de carga de manera inalámbrica y tiene una duración de 2 semanas.

Xiaomi Cottonsmith Jacket

El gigante asiático cuenta con su propia línea de moda pero uno de sus productos estrella es, sin duda, la segunda generación de su chaqueta inteligente. Esta prenda, al igual que su primera versión, también nace de la plataforma crowdfunding de Xiaomi; no obstante, en este caso ha sido desarrollada por la empresa Cottonsmith.

Esta chaqueta cuenta un sistema de calefacción a base de nanotubos de grafeno y carbono, que permiten calentar el tejido en unos pocos segundos. La temperatura es regulable en cuatro niveles. Las zonas calientes se dividen en dos; una en la parte central de la espalda y otra en la zona frontal baja; estas pueden activarse conjunta o individualmente. A las tres horas de funcionamiento ininterrumpido la chaqueta se apagará automáticamente. El wearable textil presenta un diseño de panal y está rellena de plumas de ganso; además la cuenta con una segunda capa impermeable. Se carga a través de una batería externa de USB que se coloca en un bolsillo especialmente diseñado para la carga.

Jacquard

Jacquard es el nombre que recibe el proyecto textil que surge de la colaboración de Levi’s  y Google. Esta chaqueta inteligente fue lanzada en 2017, actualmente se encuentran en fase de desarrollo de dos nuevos modelos mucho más ergonómicas y asequibles. El principal atractivo de este wearable es su facilidad de interactuar con nuestro smartphone únicamente a través de gestos; para ello la prenda está fabricada a partir de un tejido electrónico que está en constante diálogo con nuestro teléfono. Mediante la aplicación podemos configurar que acción se corresponde con cada interacción táctil. Una vez definidos los gestos, gestionar nuestro dispositivo móvil será tan fácil como indicarlo sobre el punto de control -un módulo de conexión bluetooth-, ubicado en la manga de la chaqueta.