El dispositivo inteligente para personas ciegas

El wearable patrocinado por Toyota que busca ser el sustituto a todos los dispositivos conocidos hasta hoy

¿Sabías que las personas con altos niveles de ceguera no ven nada?, puede parecer una pregunta absurda, pero su explicación es bastante complicada; de hecho, intentar explicar esto a alguien con visión es prácticamente imposible. Pese al avance de la ciencia y de normalización de las personas con discapacidades físicas, continúan habiendo muchos falsos mitos sobre las personas invidentes.

La ceguera y la deficiencia visual afectan a más de 70 mil personas en España; datos de afiliación en la ONCE en junio de 2021, de las cuales el 13,98% sufre de ceguera total.

Por suerte son muchas organizaciones que buscan mejorar la vida de estas personas,  como la ONCE (Organización Nacional para la Ceguera en España) a través de su Centro de Investigación, Desarrollo y Aplicación Tiflotécnica (CIDAT) cuyo objetivo es el de procurar los medios técnicos necesarios para un desarrollo «global laboral, educativo y social».  

El trabajo del Centro consiste en desarrollar o adaptar dispositivos que favorezcan la inclusión de las personas invidentes en la sociedad, asó como encontrar las soluciones técnicas que permitan mejorar la calidad de vida sin que estas sean percibidas «como un estigma que diferencia del resto de la sociedad» a quienes las utilizan.

Mucha tecnología intenta facilitar su día a día como WeWalk, el bastón inteligente que tiene todas las ventajas que puede aportar un smartphone como GPS o asistente de voz,  aunque no es el único wearable inteligente inclusivo del mercado. Hoy os traemos otro gran ejemplo: el BLAID patrocinado por la marca automovilística Toyota

Formado por las palabras por “Blind”, del inglés “ciego”, y “Aid”, “ayuda”, es un prototipo de dispositivo inteligente para personas invidente, el cual servirá como refuerzo o sustituto de los dispositivos y elementos auxiliares conocidos a día de hoy.

Su intención es ayudar a las personas con discapacidad visual en sus acciones cotidianas, además de guiarse sin riesgo en entornos no conocidos. El instrumento consigue cubrir las carencias que tienes los bastones, perros guías y GPS básicos, ya que aporta más información sobre donde se encuentran en ese momento. Además, el dispositivo ofrece mayor libertad, independencia y confianza en sí mismos al convertirse en “sus ojos”. 

El prototipo actual del Proyecto BLAID es un dispositivo de manos libres con forma de herradura que se coloca alrededor de los hombros del usuario. 
El prototipo actual del Proyecto BLAID es un dispositivo de manos libres con forma de herradura que se coloca alrededor de los hombros del usuario.

¿Cómo funciona? 

Este gadget está equipado con cámaras capaces de identificar y detectar los objetos que hay alrededor del portador, quien recibirá esta información por el sentido del oído y del tacto. Además, el wearable va equipado con altavoces y motores vibradores, los cuales advierten a los usuarios de los objetos que hay a su alrededor. 

Otra de las ventajas de BLAID es que dispone de un sistema de reconocimiento de voz y botones, mediante los cuales el usuario se puede comunicarse con el wearable y preguntar dónde se encuentran las cosas que está buscando. BLAID ayuda a identificar tanto objetos cotidianos como servicios en lugares públicos, escaleras y puertas de salida, sobre todo, en espacios cerrados como oficinas o centros comerciales.  

Toyota, el fabricante, lleva tres años desarrollando prototipos y continua su investigación para mejorar el dispositivo. Además, afirma que BLAID está más orientado a espacios interiores, “donde los sistemas de este tipo basados en GPS no funcionan correctamente”.

Se calcula que en los nuevos prototipos el sistema contará con reconocimiento facial, lo que supondrá la rápida identificación de amigos y familiares. También buscan incorporar tecnologías cartográficas y de identificación de objetos, aunque todavía no se conoce la fecha del lanzamiento del producto.

BLAID tiene un diseño compacto y ergonómico, similar a un gran collar en forma de herradura, se coloca alrededor de los hombros y funciona con manos libres.